Adecuación en materia de seguridad

OKingeniería - Advertencia por atrapamientoLa seguridad en las máquinas es una preocupación constante que debe solucionarse desde un primer momento. Todas las máquinas, sin excepción alguna, independientemente del tipo de máquina y de la fecha de su puesta en servicio deben cumplir las disposiciones mínimas de seguridad y salud requeridas por la normativa vigente (*).
La motivación de una adecuación en materia de seguridad puede venir provocada por varias situaciones:

  • » Importación de maquinaria; maquinaria importada proveniente de fuera de la Unión Europea, es decir, sin Marcado CE.
  • » Compra / venta de maquinaria; si una máquina carece de Marcado CE, por ejemplo si ha sido fabricada antes del 01/01/1995, antes de la obligatoriedad del Marcado CE, es exigible al vendedor presentar una adecuación en materia de seguridad de la máquina.
  • » Reconversión de maquinaria; si una máquina se modifica sustancialmente la normativa vigente obliga a su adecuación en materia de seguridad, aunque dispusiera anteriormente de Marcado CE.
  • » Maquinaria fabricada antes del 01/01/1995; la maquinaria fabricada antes del 01/01/1995, que carece de Marcado CE requiere su adecuación en materia de seguridad.

OKingeniería - Advertencia por riesgo eléctricoOKingeniería pone a su disposición los medios técnicos y humanos para realizar la correcta adecuación en materia de seguridad de las máquinas que pueda disponer, realizando los siguientes servicios:

  • » Estudio de pre-Adecuación en materia de seguridad (verificación de la viabilidad de la adecuación respecto a la normativa vigente).
  • » Informes de Adecuación en materia de seguridad, según normativa vigente.
  • » Revisión periódica e implementación de mejoras.
  • » Tramitación para la obtención del Certificado de Adecuación emitido por un OCA, Organismo de Control Autorizado.
  • » Etc.
(*) Según Real Decreto 1215/1997, art. 3, pár. 1, se establece que:

«El empresario adoptará las medidas necesarias para que los equipos de trabajo que se pongan a disposición de los trabajadores sean adecuados al trabajo que deba realizarse y convenientemente adaptados al mismo, de forma que garanticen la seguridad y la salud de los trabajadores al utilizar dichos equipos de trabajo.
Cuando no sea posible garantizar de este modo totalmente la seguridad y la salud de los trabajadores durante la utilización de los equipos de trabajo, el empresario tomará las medidas adecuadas para reducir tales riesgos al mínimo. […]»